martes, 15 de abril de 2008

CUENTO SOBRE LA AMISTAD



Cuentan, los de antes, que entre los aires gélidos y misteriosos que siempre soplan en estas tierras, soplaban de vez en cuando, otros vientos más cálidos, como ráfagas rojas venidas de un Dios juguetón y amoroso. Dicen, que a veces estas ráfagas , hablaban años y años, y en el silencio de su ruido se podían sentir palabras de aliento, palabras de amor, risas de cuentos compartidos, lloros de alegrías comunes.
La Tierra era más rosa que azul pues el revoloteo de los colores de las calientes ráfagas duraba siglos y siglos. Era un color que podréis recordar pues es en vuestros sueños donde está la memoria de vuestros tiempos pasados.
Esto cuentan los de antes…
Los cuentos suenan en mis caracolas de mar, mis oídos antiguos, que se abren para completar lo que cuentan los de antes. Navego entre mis aguas para rescatar la memoria del continuo y me encuentro en el azul de mi Tierra, en la vasta soledad de un círculo redondo y cíclico
Será verdad lo que cuentan entonces los de antes. Ya no soplan ráfagas cálidas vestidas de rojo. La añoranza de su recuerdo deja mi corazón sin latido, sin alegría, sin atención.
Y contemplo el aire gélido y misterioso que siempre siento en este Tierra. Y contemplo, y contemplo… mientras personas pasan frente a mí, que me hablan, que me acompañan, que me quieren ayudar, que me hacen reir o llorar, que me tienden una mano o se sientan junto a mí.
Mi corazón se despierta del azul profundo de la tristeza y el olvido. Las ráfagas rojas nunca se fueron pero se hicieron tan cotidianas que las ignoramos. Y caímos en nuestro azul profundo, para recordar el recuerdo.
Lo que cuentan los de antes es el olvido de su tiempo posterior. Y lo que no saben los de antes es el nombre de las cálidas ráfagas. Esas ráfagas se llaman amigos.


Txiqui

2 comentarios:

Nur dijo...

Aaahhha este me suena!!
jejeje... Un beso Txiqui!

Anónimo dijo...

Las ráfagas de color rosa se ven mucho mejor de lejos , retirate un poco y mira , estan todas ahí...

Felicidades por tu lindo blog.
Jurema