martes, 20 de mayo de 2008

BUSCANDO EL MOMENTO OPORTUNO

Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.
(Aristóteles)

4 comentarios:

Nur dijo...

Pues no, no es nada sencillo...
Y forma parte del camino lograrlo...

Gracias linda mariposilla

Anónimo dijo...

Es cierto, aunque a veces las circunstancias de la vida no te dejan ser tan racional.
Seria bueno poder coseguirlo.

Me encanta tu blog, mi adorada hermana.

Anónimo dijo...

Para ello hay que tener una atención perfecta…y quien no, dependiendo del momento, del lugar, de la compañía, de las circunstancias previas o venideras, de su archivo personal subconsciente, no tiene las gafas empañadas? Eso es como plantear que sucedería si se encontrase en un mismo planeta a la vez una fuerza incomensurable con un objeto inamovible…raras veces pasa.

Pilar dijo...

Un día en una cenita...escuché -la rabia se saca por la boca!! Y me pareció buenísmo. ;)
Y mejor aún, cuando te enfadas con alguien y puedes expresar esos sentimientos a esa persona, y no descargarla con otros que no tienen nada que ver...

Gracias guapa!
Te agregué a mi blog.
Besistos