miércoles, 18 de junio de 2008

Depresión leve y síndrome premenstrual

En este caso, una mujer cambia sus estados depresivos y premenstruales al hacer cambios "evolutivos" en su dieta: mayor cantidad de alimentos vegetales y crudos, consumidos en forma regular a lo largo del día.


¿Tiene tristeza?
Fiona Tankard explica cómo un cambio en su dieta puso una sonrisa en su cara.Fiona Tankard solía pasar por momentos de mucho bajón. Afligida por rachas de depresión leve, esta madre de dos hijos se sentía especialmente mal justo antes de sus períodos. "Solía tener mucho síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés) lo que me volvía desdichada e irritable" dice la maestra de 41 años de edad, de Oxfordshire.
Eventualmente, ella acudió a su médico, quien le prescribió antidepresivos. Pero ella decidió no llevarse las pastillas del farmacéutico ya que temía volverse dependiente de ellas. "Me dí cuenta que no quería tomar la vía química. Conozco un montón de gente que hallan útiles a los antidepresivos, pero quise probar otros remedios primero."
Uno de tales remedios probó ser simple pero efectivo: cambiar su dieta. "Tengo una amiga que es experta nutricional, he hizo que me diera cuenta que los alimentos pueden controlar los estados de ánimo," dice Tankard.
Se dió cuenta no sólo que su dieta era alta en alimentos azucarados que logran una breve subida al liberar una ráfaga concentrada de energía dentro del cuerpo, sino que también sus pequeñas e irregulares comidas (solía pasar por alto el desayuno) significaba que ella tomaba snacks de comidas insalubres a lo largo del día.

Tankard sospechó que esto podía estar contribuyendo a sus malos humores y decidió revisar su dieta. Su nuevo plan alimentario significó desayunar siempre, usualmente gachas de cereales, que libera energía lentamente, en vez de en un estallido súbito; suplantar el chocolate y los snacks azucarados por frutas y semillas o tortas de avena con hummus; y elegir almuerzos de llenadoras ensaladas de porotos o sandwiches de pan de centeno en vez de sopa en una taza.

"Solía morirme de hambre hacia las 4 pm e irme a casa desde el trabajo, y comer todo lo que estaba a la vista. Pero comprendí que podía prevenir esto haciendo una comida llenadora más temprano en el día," dice ella.Una bien establecida glotonería hizo del cortar con sus amados pudines la parte más difícil de su nueva dieta

"Siempre solía estar pensando en chocolates y pudines, y de dónde vendría mi siguiente dulce. Pero ahora los miro y no significan nada para mí. Sé cómo hacen lío con el azúcar de mi sangre y yo no quiero más eso."Comenzó a notar una mejora en sus estados de ánimo luego de sólo una semana en su nueva dieta. Y a pesar de ocasionales deslices a sus viejas costumbres - no siendo ayudada por las grandes cantidades de chocolate que recibe en Navidad - ella se las arregló para mantenerse firme.

"Me siento mucho más saludable y más energética desde que comencé mi nuevo régimen de comidas, estoy menos impaciente de lo que solía ser, y me siento tan arriba y abajo. Tampoco volví a notar más mi síndrome premenstrual; no estoy mirando al calendario pensando: "Oh no, otra vez es aquel período del mes."

Fuente: TimesOnline

Receta relacionada

Ingredientes:

400 gr de garbanzos

1 diente de ajo

1 limón (jugo)

Pimienta o pimentón rojo picante, o ambos

1 cucharadita de aceite (de oliva, mejor)

Una pizca de sal (marina, mejor)

(para hummus crudo)

400 gr de zucchinis o coliflor

Opcionales:

1 cucharada de tahini (mantequilla de sésamo crudo)

1 cucharada de orégano fresco picado

Comino

Un puñado de perejil

Páprika

Preparación cocida:

Colocar todos los ingredientes en un procesador de alimentos y mezclar hasta que se forme una pasta suave. Agregar un poco de agua hasta conseguir una textura suave pero aún sólida. Servir frío en un plato, con un poco de pimentón y/o páprika espolvoreado y un chorrito de aceite de oliva. Comer acompañado de panecillos y/o verduras crudas, tipo zanahoria, apio, hinojo, pepinos, bróccoli...
Preparación cruda:

Se sustituyen los garbanzos por igual cantidad en peso de zucchinis o coliflor y se prepara de idéntica forma.

A tu salud amiga NADA!

2 comentarios:

Nur dijo...

Jaja, gracias querida papallona, ha sido leer tu blog (que por cierto aun veo doble... no se si será por las gambas..) y me ha entrado un hambreeeee! Quiero humus! ME ENCANTA!

Gracias cariño

La loca del sindrome...

Naturalmente dijo...

Los remedios herbarios y homeopáticos son 100% seguros, eficaces y no-adictivo y han sido utilizados por los herbalistas por siglos para promover la salud reproductiva femenina a través del ciclo menstrual.

Los remedios naturales son formulados para ayudar a mantener el humor estable y el equilibrio hormonal antes de la menstruación, así como proporcionar un efecto calmante para esos dolores menstruales comunes.