lunes, 14 de julio de 2008

Oración para los niños

Ángel de la Guarda
dulce compañía.
No me desampares,
ni de noche, ni de día
Si me dejas solo, qué será de mi...
Angel de la guarda reza a Dios por mi.

Siempre es bueno que los mas chiquitos crezcan en la fe y la esperanza, pues de ellos serán la tierra y sus cosas, el cielo y el mar. El amor y la bondad, la belleza y la verdad encontrarán siempre en ellos un terreno fértil para que se desarrollen los seres humanos del futuro. Poner en sus mentes una ilusion es comenzar a mejorar el mundo. Volver a creer es una buena mision para todos los que desean vivir en un hogar mejor. Enseñales a los niños a creer en los ideales, y que aquellas cosas que no se ven tambien son realidades. Deciles que el amor no se ve, pero se puede sentir, que la musica tiene una explicacion pero que las melodias salen del corazon. Enseñales a tener esperanzas, pues todos los días sale el sol. Y no le digas que sale porque existe una ley de gravedad o que el sistema solar se mantiene por una perfecta estabilidad de las fuerzas centrifugas y centripetas. Enseñales que el sol sale porque Dios trae la luz por esa estrella resplandeciente. Enseñales el respeto por las cosas simples y por la naturaleza. Enseñales a rezar, a cerrar los ojitos y que se imaginen a su angel guardian que los protege y los guia. Enseñales todos los días a trabajar en un pequeño proyecto, diferente siempre. Estimula su creatividad con sus juguetes y con otros juguetes que ellos mismos puedan crear. Enseñales a sonreir y siempre acaricialos, sean quienes fueran esos niños, porque no sabes en que pueden convertirse mañana, tal vez sean ellos quienes te den su mano amiga o te nieguen el saludo cuando menos lo esperes. Tal vez sean tu medico, tu amigo, tu asaltante, o tu juez. Enseñales que la vida es aprender a ser feliz y que la vida nos dará muchas alegrias, pero nosotros debemos darle tambien un sabor a la vida. Enseñales que debemos darle un poco de alegria a todas las cosas y que todo lo que llegue a nuestras manos o a nuestra vida, siempre debemos dejarlo mejor de lo que estaba cuando lo encontramos. Enseñales que todo aquello que tome contacto con nosotros debe siempre mejorar. Enseñales el valor del respeto, de la fe, de la confianza, enseñales a ser inteligentes y que no desdeñen sus sentimientos, enseñales a amar y que en todo momento sepan que tienen el derecho de vivir y ser cada uno lo que en su vida quiera ser. Enseñales que cuando sean grandes deben querer y respetar a los futuros niños.

No hay comentarios: