sábado, 1 de noviembre de 2008

Dos Caminos


El peregrino del primer camino
Es quien descubre y retiene cada día una cosa que ignoraba.
El peregrino del segundo camino
Es el que, cada día, olvida una cosa de las que sabía.
En el primer camino, la tarea es ennegrecer a diario un pedazo de página en blanco.
En el segundo, todo el tiempo se destina cada día a blanquear una parte del corazón ennegrecido.


Azir-ud-Din Nasafi (S.XIII)
El libro del Hombre Perfecto

No hay comentarios: