lunes, 10 de noviembre de 2008

Lámparas de sal



Las lámparas de sal son ionizadores naturales que llenan la casa, oficina o comercio de una calidez muy confortable y agradable. Nuestra salud física y mental está influenciada entre otras cosas por la correcta ionización de nuestro entorno. Las lámparas de sal son ionizadores naturales que aportan calidez y claridad a los espacios.
La sal con la que están fabricadas estas lámparas contiene casi todos los oligoelementos (en particular destaca su alto contenido en yodo) de los cuales depende el buen funcionamiento del organismo. El yodo enriquece el ambiente con iones negativos, equilibrando así el exceso de iones positivos perjudiciales para la salud. Las lámparas de sal son ionizadores naturales que absorben el exceso de ondas electromagnéticas emitidas por radios, TV, Ordenadores....
Pese a no ser un “instrumento médico”, estas lámparas, mediante la emisión de iones negativos propician mejoras en pacientes asmáticos, sinusitis, migrañas, dolores de cabeza, alergias y fiebre.
Por la belleza natural de sus formas se pueden utilizar para embellecer cualquier lugar y en especial se colocan en espacios con exceso de ondas electromagnéticas generadas por aparatos eléctricos o en presencia de hormigón.
En dormitorio, salón y oficinas a través de su luz y color favorecen la creatividad, claridad mental y aumentan la concentración, enriqueciendo la vida interior.En Feng Shui se ubican en zonas claves del bagua, como es el área de fama o prosperidad reforzando el elemento fuego.

No hay comentarios: