martes, 24 de febrero de 2009

El curioso caso de Benjamin Button

No hay duda de que estamos ante un ejercicio de dirección formidable y un paradigma de cómo contar de forma natural un relato antinatural.
Desprende ternura, encanto y fluidez, especialmente en la primera parte, con un pequeño Brad Pitt sencillamente colosal... Si la criatura no les enamoró nada más verla dénle tiempo...
Hermosa y muy tierna!!!

No hay comentarios: