jueves, 26 de marzo de 2009

La Jerarquía Angelical

Generalmente se entiende que los angeles fueron creados por Dios antes de que los humanos fueran introducidos en el esquema universal. Cuando fuimos creados, las ordenes inferiores de angeles fueron invitadas a cuidarnos. Los angeles de la guarda provienen de las filas mas bajas de la jerarquia angelical y su evolucion depende de la nuestra.

Varian las opiniones acerca de las distintas ordenes de angeles, pero generalmente se considera que se componen de tres jerarquias, con tres niveles en cada una de ellas:
La primer jerarquia la componen los Serafines, Querubines y Tronos que fueron creados para estar con Dios.
La segunda jerarquia la componen las Dominaciones, Virtudes y Potestades que fueron creados para estar con Jesus.
La tercer jerarquia la componen los Principados, Arcangeles y Angeles que fueron creados para estar y ayudar a los humanos.
Serafines
Están directamente debajo de Dios y son los más cercanos a El y los más hermosos artífices de la belleza. Se los considera la jerarquía más alta de los Angeles. Rodean el trono de Dios y alaban su Gloria cantando la música de las esferas y regulando el movimiento de los cielos según emana de Dios.
La mitología los caracteriza con seis pares de alas; dos tapan la cara, dos el cuerpo y las otras dos las utilizan para volar. Conocidos también como cantores o músicos de Dios, se los representa a veces con instrumentos musicales o cantando. Trabajan con la energía Amor, y transmiten la frecuencia Amor Impersonal y la sabiduría del Amor.


Querubines
Su nombre deriva del hebreo "Kerub", que se interpreta como "el que intercede" o "el conocimiento en sí mismo". Son los custodios de la luz y de las estrellas y, aunque alejados de nuestro plano material, la luz divina que ellos filtran se manifiesta entre los hombres como la energía de sabiduría divina.
Están dirigidos por el Arcángel Gabriel y se los divide en Querubines del Fundamento y Querubines del Firmamento. Su función es custodiar el secreto y misterio de los lugares sagrados como templos, tumbas y antiguos escritos, además de sostener la Creación (galaxias, sistemas interplanetarios, órbitas de los planetas, soles y estrellas). Es por ello que en el periodo Barroco se los representaba como regordetes niños alados que sostenían los cielorrasos de una habitación.
Los querubines transmiten energía cósmica y trabajan en el macro y el microcosmos.


Tronos
Los Tronos están dentro del grupo de ángeles de mayor tamaño y toman distintas formas. Están dirigidos directamente por el Creador y trabajan la Energía Poder; manejando el impulso de vida creador. Son ángeles acompañantes de los planetas y manifiestan la unión con Dios.
Nuestro Ángel Solar es un trono. En la mitología, se los menciona como carros de fuego o ruedas que conectan el cielo con la Tierra. Los tronos trabajan con dos impulsos, uno que gira hacia la derecha y otro hacia la izquierda, como dos anillos que se entrelazan, como el símbolo del Ying y el Yang.




Dominaciones
El superior directo de las Dominaciones es el Arcángel Rafael. Estos ángeles exaltan la belleza, la educación, la música, el arte, la sabiduría, el amor. Gobiernan las actividades de todos
los grupos angélicos inferiores a ellos y manifiestan la soberanía de Dios gobernando las actividades de todos los grupos angélicos inferiores e integrando el mundo espiritual con el mundo material. Rara vez se ponen en contacto con los individuos, su trabajo está vinculado con nuestra realidad.
Trabajan con el rayo verde, ya que son sanadores e integradores en los niveles físico, emocional y mental, y se los puede invocar para todo caso de enfermedad, ya sea física, emocional o mental. Transmiten técnicas y conocimientos necesarios para la sanación, ya sea para los humanos como para el planeta y todos sus reinos (mineral, vegetal, animal). Transmutan lo enfermo por lo sano, protegen los hospitales, los trabajos de yoga y meditación.
Manifiestan la sanación, la verdad, la concentración, la consagración y fundamentalmente la perfección. También se los llama los enjoyados y los médicos del cielo, ya que sus ropajes son blancos o verdes con piedras preciosas.


Virtudes
Trabajan con la energía de sabiduría directamente bajo las órdenes de Dios. Pequeños y veloces, manejan la energía espiritual, trasladan luz al planeta, son hacedoras de milagros mediante el manejo de la energía búdhica, y mensajeros de Dios ante situaciones desesperadas o extremas.
Como manifestantes de la voluntad de Dios pueden proyectar grandes niveles de energía divina. Son conductores de todas las frecuencias espirituales simbolizadas en rayos de luz de todos los colores que atraviesan el planeta, y pertenecen al plateado que es la vibración más alta del rayo blanco (energía fría).
Ya que trabajan rápidamente, se los representa sin cuerpo, solamente como una carita con alas.


Poderes y Potestades
Son ángeles guerreros y se los representa con armaduras. Este ejército de Dios está encabezado por el
Arcángel Miguel, y trabajan con el rayo azul manifestando el poder de Dios. Son portadores de la conciencia de toda la humanidad, los que conservan nuestra historia colectiva. A esta categoría pertenecen los ángeles del nacimiento y de la muerte. Ellos pueden atraer y retener la energía del plan divino, tal como los árboles absorben la energía del sol. De este modo los poderes pueden enviarnos a todos la visión de una red espiritual mundial.
A este coro pertenecen los Angeles del Nacimiento y los Ángeles de la Muerte, que son los que acompañan al ser cuando viene a este plano y también lo llevan de vuelta, ayudando a despegar sus cuerpos de la materia. Se dice que uno de estos ángeles se coloca sobre cada ser humano para protegerlo, y lo acompaña durante todas sus vidas, desde el momento en que aparece por primera vez sobre el planeta. Luchan contra el plano astral más denso, y se los invoca para librarse de entidades y pensamientos negativos.
Una de sus misiones es equilibrar y reconciliar los opuestos, y de este coro depende el equilibrio entre el bien y el mal.


Principados
O ángeles integradores, son los que manifiestan el dominio de Dios sobre la naturaleza. Son los devas o guardianes de todos los grandes grupos, desde familias y ciudades hasta naciones hasta creaciones humanas como corporaciones multinacionales. Hay muchos de estos seres dedicados a nuestro planeta, acudiendo según nuestras necesidades o en momentos de desesperación.
Este coro de ángeles está dirigido por el Arcángel Uriel, y trabaja con los reinos elementales, conteniéndolo dentro del orden divino. Dentro de los Principados existen y trabajan nueve coros más sólo a disposición del reino humano, que cumplen distintas actividades: hacer trabajos internos para la contemplación, desarmar energías del plano astral denso, producir aquietamiento en estados pre meditativos y en situaciones extremas para adquirir fuerzas y resolver situaciones sin temor.
Son dadores; suministran discernimiento y sus virtudes son el servicio, el suministro de serenidad, paz y sanación psicosomática. También atienden a los reinos mineral, vegetal, animal y humano.


Arcángeles
O ángeles superlumínicos, manifiestan el liderazgo de Dios ocupándose de las zonas más amplias de la experiencia humana. Como corrientes de vida independientes de los ángeles y los elementales, algunos comandan a los espíritus planetarios, otros son responsables del reino animal y otros más cumplen tareas específicas en servicio de la humanidad.
Son los mensajeros que llevan los decretos divinos, y están considerados como los intercesores más importantes entre Dios y los humanos. También los llaman los Mensajeros de Dios, y son los que comandan las legiones del cielo en su constante batalla con los hijos de las tinieblas.
Están dirigidos directamente desde el plano búdhico por Dios, y son los seres más evolucionados junto a los Elohims como co-creadores del Universo. El más antiguo de todos es el Arcángel Miguel, príncipe de los Arcángeles, y la mayor triangulación la componen el Arcángel Miguel, el Arcángel Jofiel y el Arcángel Chamuel.
Mientras el Corán reconoce a cuatro arcángeles pero sólo menciona a Gabriel y a Miguel, las fuentes judeo-cristianas mencionan a siete, poseedores de libre albedrío y capaces de presentarse sin ser convocados. Sin embargo, los más conocidos son Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel, que dirigen cuatro coros y como ángeles superlumínicos mayores se ocupan de la vida humana sobre la Tierra como mensajeros y enviados de Dios.
www.andesenios.net

No hay comentarios: