lunes, 30 de marzo de 2009

Las Musas

En la fría penumbra de la negra noche se asoma una vez más la luna;
cae su grácil luz desde la diamantina bóveda.
¡Iluminas blanca Diosa la noche más bella!
El bosque duerme mientras las Ululas liberan su povo de estrellas…
¡Y cuántas son sus prodigiosas maravillas!
con su dulce néctar nos hipnotiza.

Embriagadas por su somnífero perfume
¡Hacia la blanca luna nos magnetiza!
A la Diosa del misterio dedicamos danzas
y bebemos del licor de poéticas fantasías;
bajo la magia de su luz cobramos vida…

Salimos a su encuentro vestidas de blanca niebla,
con vaporosos vestidos acudimos las más puras doncellas,
Y bailamos tomadas de las manos con estremecedora belleza.
¡Somos musas de la noche azul!,
y enredadas entre sus hilos de plata,
bebemos de su pecho de marfil.

Embriagadas en un mar de besos,
Exprimimos dulce néctar de nuestros pechos.
La oscura selva es testigo,
De nuestros pálidos vestidos,
De nuestros cabellos infinitos,
Y de nuestro sublime rito.


Josefa.

(Gracias por tu tan bello poema, amiga.
Espero hayas pasado un hermoso cumpleaños
en ese continente mágico)

Un gran abrazo de corazón, Josefina.

No hay comentarios: