viernes, 29 de mayo de 2009

Limpieza de Chacras


Es un método muy útil para limpiar en profundidad nuestros chakras sin tener que recurrir a otras técnicas de limpieza. Una de las meditaciones más tradicionales al respecto es ésta que proponemos.

Y la meditación dice así:

Preparativos: busca un lugar tranquilo, enciende una vela y apagar la luz. Sentarse en un lugar muy cómodo, y si te fuera posible, procurar hacerlo con las piernas cruzadas en la típica posición de meditación. Si se desea puede poner algo de música que inspire buenos y maravillosos sentimientos.
Relajación: ahora intenta relajarte todo lo que puedas. Respira profundamente tres veces. Siente que al inspirar te llenas de una energía de luz y al espirar expulsas todo lo negativo de tu cuerpo, que se ve totalmente desintegrado.

Primer chakra: visualiza tu primer chakra como un vaso vacío. Cuando lo hayas visualizado, comienza a sentir e imaginar que se empieza a llenar de una energía roja brillante, que es la asignada para este centro vital.
Segundo chakra: cuando hayas llenado el vaso del primer chakra, visualiza tu segundo chakra de nuevo como un vaso vacío. Cuando lo hayas visualizado, comienza a sentir e imaginar que se empieza a llenar de una energía naranja brillante, que es la asignada para este centro vital.
Tercer chakra: cuando hayas llenado el vaso del segundo chakra, visualiza tu tercer chakra de nuevo como un vaso vacío. Cuando lo hayas visualizado, comienza a sentir e imaginar que se empieza a llenar de una energía amarilla brillante, que es la asignada para este centro vital.
Cuarto chakra: cuando hayas llenado el vaso del tercer chakra, visualiza tu cuarto chakra de nuevo como un vaso vacío. Cuando lo hayas visualizado, comienza a sentir e imaginar que se empieza a llenar de una energía verde o rosa brillante, que es la asignada para este centro vital.
Quinto chakra: cuando hayas llenado el vaso del cuarto chakra, visualiza tu quinto chakra de nuevo como un vaso vacío. Cuando lo hayas visualizado, comienza a sentir e imaginar que se empieza a llenar de una energía azul brillante, que es la asignada para este centro vital.
Sexto chakra: cuando hayas llenado el vaso del quinto chakra, visualiza tu sexto chakra de nuevo como un vaso vacío. Cuando lo hayas visualizado, comienza a sentir e imaginar que se empieza a llenar de una energía violeta brillante, que es la asignada para este centro vital.
Séptimo chakra: cuando hayas llenado el vaso del sexto chakra, visualiza tu séptimo chakra de nuevo como un vaso vacío. Cuando lo hayas visualizado, comienza a sentir e imaginar que se empieza a llenar de una energía dorada o blanca brillante, que es la asignada para este centro vital.

La luz: cuando por fin hayas llenado el vaso del séptimo chakra, debes visualizar que entra a través de él una energía de luz blanca que va atravesando cada uno de los vasos que has llenado anteriormente y te conecta con la energía de la tierra. Después respira profundamente tres veces y ya puedes abrir los ojos.

¡Tu sistema energético estará como nuevo!

No hay comentarios: