domingo, 1 de noviembre de 2009

Un Pato con Sol

En un mundo derretido por el calentamiento global, los corazones están fríos. La sonrisa está guardada y la verdadera alegría, olvidada. Si todos comenzáramos por sonreírnos, mejor irían las cosas, o al menos las llevaríamos. No olvidemos la alegría, que hoy mas que nunca nos hace falta. Y no olvidemos sonreír, aunque sea con tristeza, por que no hay peor tristeza que la de no poder sonreír.


El Pato




No hay comentarios: