martes, 7 de julio de 2009

La libertad

"La única verdadera libertad es la libertad de sí mismo y la liberación del computador central de la especie"

Mientras no se haya llevado a cabo esta obra, podremos ser grandes políticos, multimillonarios famosos, tener gloria, honores y poder, pero seremos tan esclavos, o tal vez más, que el más desposeído de los hombres.
Invitamos al lector sagaz a analizarse a sí mismo para establecer qué decisiones propias ha tomado en su vida de manera absolutamente libre, sin la compulsión de presiones externas o internas que obligan al sujeto a actuar de un modo determinado, simplemente por que no le queda alternativa, o bien, siguiendo la ley del menos esfuerzo. Debe considerar que esto no es decidir libremente, de modo autónomo y voluntario, sino que equivale a que las cosas le sucedan al individuo, independientemente de su deseo. Partiendo desde la edad aproximada en la cual se pueden tomar decisiones, podremos apreciar que decidimos seguir una carrera determinada por imitación, condicionamiento o ambición. Que contrjimos matrimonio por soledad, deseo sexual, falta de cariño o conveniencia personal, pero no por libre elección.

Fragmento del libro: El hombre estelar
John Baines

No hay comentarios: