viernes, 3 de julio de 2009

La Macchina y el hombre


La máquina se ha convertido en un monstruo que "no va" a devorar al hombre, por que ya lo está haciendo.

El automóvil, por ejemplo, presta grandes servicios a su dueño, pero cabe preguntarse, quién domina a quién; cuál es el dueño y cuál es el sirviente.

¿Es el automóvil quien transporta a su dueño, como un esclavo obediente? ¿O es éste quien debe trabajar largas horas para alimentar y mantener su coche, y "conducirlo" para que pueda cumplir con la función propia de su existencia: desplazarse por los caminos a gran velocidad devorando la sangre de la tierra, el petróleo?

?

No hay comentarios: