miércoles, 4 de noviembre de 2009

Eros


"En la mitología griega, Eros era el dios responsable de la lujuria, el amor y el sexo, y era también venerado como un dios de la fertilidad. Su nombre es la raíz de palabras tales como erotismo. Su equivalente romano era Cupido ("deseo"), también conocido como Amor. Se le asocia frecuentemente con Afrodita. A veces era llamado, al igual que Dionisio, Eleuterio, "el libertador".

Concepciones de Eros

En todo el pensamiento griego, parece haber dos aspectos en la concepción de Eros. En el primero, es una deidad primordial que encarna no sólo la fuerza del amor erótico sino también el impulso creativo de la siempre floreciente naturaleza, la Luz primigenia que es responsable de la creación y el orden de todas las cosas en el cosmos. En la Teogonía de Hesíodo, el más famoso de los mitos de la creación griegos, Eros surgió del Caos primordial junto con Gaia, la Tierra, y Tártaro, el Inframundo. De acuerdo con la obra Los pájaros de Aristófanes, Eros creció rápidamente a partir de un huevo puesto con la Noche, quien lo había concebido con la Oscuridad. En los misterios eleusinos, era adorado como Protogonos, el primero en nacer.

Posteriormente aparece la versión alternativa que hace a Eros hijo de Afrodita con Ares o Hefesto, o de Poros y Penia, o a veces de Iris y Céfiro. Este Eros era un ayudante de Afrodita, que dirigía la fuerza primordial del amor y la llevaba a los mortales, un papel apropiado para el resultado de la unión entre el Amor (Afrodita) y la Guerra (Ares) o el Fuego (Hefesto). En algunos mitos se le muestra como un ser juguetón, provocando frecuentes problemas a dioses y mortales, en otros, es consciente del poder que ostenta, rechazando a veces las peticiones de su madre y los demás dioses de interferir en el curso de la vida de algunos mortales. En algunas versiones tenía dos hermanos llamados Anteros, la personificación, e Hímero.

En el arte, se representa normalmente a Eros como un joven o un infante alado, con un arco y un carcaj en el que llevaba dos clases de flechas: unas doradas con plumas de paloma que provocaban un amor instantáneo, y otras de plomo con plumas de búho que provocaban la indiferencia. El poeta Safo le describió como "agridulce" y "cruel" con sus víctimas, tampoco tenía escrúpulos, y era pícaro y carismático. En su antigua identificación con Protogonos y Fanes se le representaba adornado con un toro, una serpiente, y con cabezas de cordero.

La adoración de Eros era poco común en la Grecia antigua, pero llegó a ser muy extendida. Era adorado fervientemente por un culto a la fertilidad en Tespia, un jugó un importante papel en los misterios eleusinos. En Atenas, compartió con Afrodita un culto muy popular, y se le consagraba el cuarto día de cada mes.

No hay comentarios: