lunes, 23 de noviembre de 2009

Cedros siberianos


INTRODUCCION

Existen unas 20 variedades de pinos que dan fruto, de ellos los cedros de Siberia (Pinus ciberica) son los más nutritivos y beneficiosos para el ser humano. El aceite y otros productos procedentes de cedros silvestres se obtiene con métodos estrictamente artesanos. En el caso del aceite, se usan prensas de madera evitando el contacto con el acero pues destruye la fuerza vital del cedro. Las piñas son seleccionadas a mano por expertos conocedores de las técnicas milenarias que respetan al árbol y obtienen sus productos sin golpearlo ni agredirlo en modo alguno. Así se aseguran de obtener toda la fuerza vital que el cedro nos regala. Los beneficios que se obtienen al incorporar el aceite a nuestra dieta son muchos y variados debido a que contiene micro-elementos: fósforo, calcio, magnesio, manageso, cobre, cinz, cobalto y yodo. Además de un 5% de sustancias nitrogenadas y 90% de aminoácidos, 70% de los cuales son indispensables. El ácido pinolénico, un ácido graso no saturado estimula la proliferación de las células, previene la hipertensión, reduce los lípidos y el azúcar en la sangre y previene las reacciones alérgicas. Además su gran cantidad de vitamina E y F son un buen disolvente de grasas y actúan como anti-ácidos. Las investigaciones prueban resultados excelentes en tratamientos del aparato digestivo, úlceras de estómago y duodeno, sastritis, hepatitis etc. La radiación acumulada causa grandes perjuicios a la naturaleza y por tanto a las personas. Sus efectos tardan décadas en desaparecer ya que afectan al funcionamiento de órganos vitales y al sistema inmunológico. Pues bien, en casos extremos de radiación, personas afectadas en Chernovyl, el aceite de cedro se uso en 1992 con unos resultados extraordinarios de curación de distintas enfermedades y efectos radioactivos en los pacientes.

HISTORIA

Los Sumerios creían que Dios había creado al cedro para almacenar la energia del Cosmos. Existen cedros de 2000 años de antigüedad y no sin razón simbolizan la salud, fuerza, prosperidad, orgullo divino y grandeza. El cedro adorna el sarcófago de Tutankhamen (1356-1350 AC) y su aceite ha hecho posible preservar hasta nuestros días papiros egipcios de valor incalculable. Civilizaciones antigüas -Fenicios, Asirios- construyeron sus flotas de madera de cedro y el mismo Salomón construyo el templo de Jerusalén con esta preciada materia prima, la misma que se uso para el Arca de Noé. Los Druidas -sacerdotes del bosque celtas- usaban siempre el cedro para sus Copas de Vida usadas en ceremonias religiosas.
ACTUALIDAD
Hoy en día los biólogos confirman que los cedros tienen "alma" ya que sus ritmos biológicos son los mismos que en las personas. La actividad del cedro no es fija como en todos los árboles, sino que depende de circumstancias externas. Por ejemplo, un día nublado de verano el cedro "se despierta" a la 10 de la mañana, mientras que en un día despejado lo hace al amanecer. Entre las 3 y las 4 de la tarde se registra una pausa en su actividad y por la noche se mantiene activo hasta las 11 y luego "se duerme". En invierno sus ciclos no se interrumpen como lo hacen otros árboles, sino que se mantiene "despierto" aunque duerme más.
PROPIEDADES MEDICINALES

Todas las partes del árbol desde sus agujas hasta la corteza son beneficiosas para el hombre y el medio ambiente. Los frutos silvestres que crecen en un bosque de cedros tienen de hecho más vitaminas y provitaminas. Las propiedades bactericidas y fungicidas del cedro son extraordinarias: el aire en un bosque de cedros está practicamente libre de microbios patógenicos. En un periodo de 24 horas, una hectaria de estas coníferas gigantes emite más de 30 kg. de sustancias orgánicas de una fuerza bactericida inmensa. El aceite de cedro se encuentra disponible en embases de 100ml.
ACEITE ESENCIAL DE CEDRO

Se usa en enfermedades infecciosas, como expectorante, anti-inflamatorio, asma, tos, enfermedades ginecológicas, ureteres... También mantiene la tonicidad y las paredes de los vasos sanguíneos: aumenta el intercambio de la sangre, estimula el sistema cardiovascular en general, mejora el proceso de conductividad en el miocardio, elimina las alteraciones funcionales del ritmo cardíaco. Ayuda a corregir las barices y las hemorroides. Elimina dolores e inflamaciones de las articulaciones en personas con reumatismo, artritis y problemas musculares. Sus beneficios se extienden también al sistema nervioso central: insomnio, fatiga, falta de energia. Aumenta la actividad física y mental, elimina las molestias psicológicas y restaura el sentimiento de confianza en sí mismo. Dosis: puede usarse en un baño (20-30 gotas), inhalando, masaje...
USOS COSMÉTICOS
Hoy en día el aceite natural del cedro de Siberia se utiliza en dermatología y cosmética por ser un eficaz antioxidante, rejuvenecedor que aumenta de elasticidad de la piel. Fortalece al sistema linfático y promueve la entrada de oxígeno a las células. Se recomienda para cualquier tipo de piel, pero sobre todo en pieles grasas propensas a la irritación. Al acelerar el metabolismo, acelera también la eliminación de residuos. Facilita la regeneración de las células de la piel en casos de heridas, quemaduras, cortes. En el cabello tiene un efecto milagroso, sobre todo en cabellos dañados por los tintes o permanentes. Revitaliza el color dando brillo y salud al cabello. Es bueno para reducir la grasa, evitar la caida y la formación de caspa. Puede usarse como desodorante natural. Mezclado con crema de manos, el aceite esencial de cedro resulta muy eficaz contra la dermatitis. Directamente aplicado a las manos restaura la piel y aumenta su suavidad de forma muy evidente. DOSIS: mezclar de 5 a 10 gotas de aceite esencial con 10ml de aceite de cedro y ponerlo en cremas, champús, suavizantes, mascarillas. Para uso directo sobre la piel, mezcle de 2 a 5 gotas de aceite esencial por 5 o 7 de aceite de cedro.

No hay comentarios: