viernes, 13 de noviembre de 2009

El barco siempre flota



Comentaba un marinero que ha vivido varios ciclones en el mar, que, cuando esas montañas de agua, que te quitan el aliento y te hacen llorar de espanto como un niños, se vienen encima, lo mejor es plegar las velas, echarse a dormir en el camarote y esperar a que pase la tormenta sin resistirse ni luchar.

"El barco siempre flota",
aseguraba
Quizás, la mejor manera de llevar el timón ante circunstancias adversas sea confiar en la vida e ir hacia nuestro interior, no para dormir, sino para despertar.

No hay comentarios: