viernes, 25 de diciembre de 2009

Dragón de la Sabiduría

Inútilmente habrá nacido Cristo en Belén si no nace en nuestro corazón también.

El resplandeciente Dragón de Sabiduría es el Cristo Interno de todo Verdadero Hombre que viene al mundo.
Si queremos celebrar la Navidad del Corazón necesitamos convertirnos en Verdaderos Hombres.
El animal Intelectual no puede celebrar la Navidad del Corazón. Es necesario que cada uno de nosotros se haga hombre de verdad.

No hay comentarios: