martes, 12 de enero de 2010

Paraiso

Como en la noche, el aire ve su fuente oculta.
está la tarde limpia como la eternidad.
la eternidad es sólo lo que sigue, lo igual; y comunica
por armonía y luz con lo terreno.

Entramos y salimos sonriendo,
llenos los ojos de totalidad,
de la tarde a la eternidad,
alegres de lo uno y lo otro. Y de seguir,
de entrar y de seguir.
y de salir...


Y en la frontera de las dos verdades,
exaltando su última verdad,
el chopo de oro contra el pino verde,
síntesis del destino fiel, nos dice
qué bello al ir a ser es haber sido)

Juan Ramón Jimenez
(Gracias Gitana)

No hay comentarios: