miércoles, 6 de enero de 2010

Pichicuchi

Aprendí a escribir cuando iba a la primaria... me dieron mi primera lapicera y un cuaderno a cuadros. Todo era copiar y repetir, una unión curiosa, habitual, aburrida. Pasados unos años he aprendido otro tipo de escritura, en la que el cuaderno es un blog, el lápiz son mis dedos y las páginas no pasan en horizontal, sino en vertical...

Todo comenzó un día que temía perder unos tesoritos (cuentos, poemas y bellas cartas) escondidas en algún cajón de mi mesita de luz. Me asomé a la ventana internáutica, tímida y torpemente, hasta que la ví nacer. Ahora este cuaderno, se a transformado en un libro diario, como la marea misma, que viene y va, que habla de mi y habla de ti. Un cajón de cositas que me gustan compartir...Pichicuchis que quieren salir para ser descubiertos por tu curiosidad.

Cuando nadie me ve, en esas horas de auténtico regocijo que comparto las horas conmigo misma, recurso a mi cuaderno y creo, atraigo, plasmo y libero lo que ningún maestro en la escuela me enseñó....

Gracias por haberme acompañado en estos casi dos años de pichicuchis!
Un beso





No hay comentarios: