jueves, 18 de febrero de 2010

Consejo para aprender de los sueños




Para mi los sueños también tienen siempre un significado. Pero busco ir más allá y defender la idea a partir de la cual los sueños contienen información práctica muy valiosa para nosotros en la medida que busquemos trabajar con ellos. Algo relativamente sencillo si le aplicamos método…

Es habitual que las ideas más geniales se nos ocurran cuando menos estamos pensando en aquello que nos ocupa y nos preocupa. Es como si al distraer la atención del asunto principal y conseguir cierta relajación física y mental, el aparato psíquico pudiera conectarse con otras áreas o campos más eficaces que el pensamiento ordinario.


Así, en los sueños, cuando el cerebro funciona fuera del estrecho campo del pensamiento consciente, accede a fuentes de información insospechadas, al parecer fuentes muy ricas e inagotables. De ahí nuestra necesidad de “consultar algunas cosas con la almohada”. Si no concedemos a los sueños la atención que se merecen, estaremos perdiendo gran parte de esta maravillosa facultad.

Si todos los personajes que hemos mencionado en el post anterior, y muchos más, lograron culminar sus trabajos con la ayuda de los sueños parece lógico que nos propongamos centrarnos en lo que ocurre en esta tercera parte de nuestra vida y utilizarlo a nuestro favor.

¿Qué podemos hacer para usar los sueños en nuestro beneficio?

Prepararnos para una noche de descanso. Dormir unas ochos horas garantizará suficiente espacio a las fases en que soñamos.
Acostarnos con la intención de recordar nuestros sueños. Esto ayudará a programar nuestra mente para conseguir el objetivo que nos proponemos y nos armaremos de paciencia si no funciona a la primera.
Tendremos siempre a mano, en nuestra mesita de noche, un boli y papel. Los sueños se olvidan con extrema facilidad y hay que anotarlos al momento de recordarlos, incluso aunque pensemos que su recuerdo es tan vivo que no podrá esfumarse. Cualquier distracción nos hará olvidar el sueño y detalles importantes.
Podemos, en último lugar, comprar un diccionario de sueños o bien usar alguna web de interpretación de sueños como la que recomiendo un poco más adelante. Estos diccionarios serán básicos para consultar el significado de los símbolos que recordemos del sueño, para enlazar su significado con las circunstancias que lo rodean y así llegar a la interpretación adecuada del sueño.
Con mucha práctica, conociendo más y más símbolos, seremos capaces de interpretar los sueños de manera cada vez más instintiva. Y cuando esta fase esté ampliamente controlada, prueba a acostarte con el simple deseo de soñar con la solución a un problema concreto que te preocupa.

Si nuestra naturaleza es energía e información y nosotros podemos controlar los pensamientos para que cree nuestras propias soluciones, recuerda, todo está en nuestro interior, nuestro interior está conectado con el Universo y el Universo contiene toda la información.

La interpretación de los sueños es una herramienta más para llegar a conectarnos con nuestro yo interior, para poder profundizar en el conocimiento de nosotros mismos.

Mi experiencia trabajando los sueños, durante varios años, ha sido muy positiva y aún no deja de sorprenderme lo acertado de los mensajes. Eso sí, no siempre está claro que nos quieren decir ya que la interpretación, una vez identificados los símbolos, es muy subjetiva y depende notablemente de nuestra capacidad de detectar las circunstancias y emociones que rodean a los hechos concretos.

Venta de libros de interpretación de sueños: El Jardín del libro
Más información: Diccionario online de sueños

No hay comentarios: