martes, 9 de febrero de 2010

El Arbol


Contemplad el árbol. Es un ser vivo y, como todo ser vivo, tiene un corazón. La savia es su sangre y la corteza su piel. Se parece a los vestidos que llevamos para protegernos de los elementos. El árbol tiene sus miembros, como nosotros, con sus ramas que llegan al cielo. Sus pies son sus raíces. Como nosotros, el árbol une el cielo a la tierra. Si los árboles saben sobrevivir, tendríamos que ser capaces de hacer lo mismo.


3 comentarios:

Lucía Mon Amour dijo...

Muy bonito, pero los árboles no tienen que elegir entre miles de opciones. Un saludo.

Lore dijo...

He entrado por casualidad en tu blog, y me ha gustado, interesante de verdad, pienso pasarme con más tiempo, porque creo que merece la pena.

Papallona dijo...

gracias por pasarse chicas!

Colgué este post por que creo (es mi opinión)que la naturaleza está ahi para enseñarnos todo.
Un saludo