domingo, 7 de febrero de 2010

ETERNO



Desde estos ojos plácidos y vagabundos
he visto salir palomas blancas de tu pecho
y entrar al mío emocionadas, con el mismo anhelo
silbando flores, cosechando tantas ilusiones
haciendo poesía en cada pedazo de aurora

He sentido mis labios y los tuyos,
abiertos como alondras
recitando besos y secretos en la intimidad
empeñados en dejar puñados de querencia
racimos de esperanzas y jazmines blancos
también deseos fugaces de luceros

Somos dueños de esta ventana
donde entra el paraíso a saludarnos
somos dueños de esta luz que nos inquieta
y de fragmentos de universo y de pasión
dueños de instantes que se doblegan
porque amor, amor, es dejarse como el agua mansa
entregarse, poseerse, desmayar en nuestros brazos
hacernos imperiosamente necesarios
extendernos en el deseo y envolvernos

Somos dueños de romper reglas y rutinas
y correr como el río que hacia el mar llega
a reposarse y ser comienzo sin final

Somos como el mar que entre ola y ola
verso y espuma
se eterniza con el cielo y no se cansa nunca.

Antonietta Valentina
2009

No hay comentarios: