jueves, 18 de marzo de 2010

La Sabiduría


El verdadero hombre sabio es aquel que no está involucrado en el proceso de acumulación sino que está libre de él, de forma que se encuentra relajado y abierto a lo que el momento presente pueda traer.

Lo que surge de ese silencio es espontáneo y no está basado en la información y en las reacciones acumuladas.

Este silencio no se consigue, sino que es el resultado natural de la atención total a cada pensamiento, cada sentimiento, cada reacción.

En esta atención (consciencia pura) el proceso de pensamiento se disuelve y la mente queda vacía y abierta al momento presente. Cuando la mente está en silencio, lo que surge es la acción de lo espontáneo, no la acción basada en la información acumulada. Una acción así contiene algo sagrado y misterioso.


Ramesh Balsekar

1 comentario:

koveri dijo...

no hay nada más puro que la espontaneidad