viernes, 12 de marzo de 2010

PLENITUD


Si estás tú (tu ego, tu personaje, tu historia personal, tu fantasía) presente,

la meditación está ausente. En la medida en que tu egocentrismo siga la inercia

de la rueda que no para, la Plenitud se te escapa.

Se escapa por los agujerosque crean los pensamientos.

Cada pensamiento (tan valioso en otro momento, en otro sentido) es un agujero en la plenitud de ser.

Obsérvalo. Deja que tu mente quede en quietud.

Permite que tu corazón quede en paz. Tu mente es un campo de conciencia iluminada.

Tu corazón es un Sol radiante. Y ahí emerge una Presencia inconmensurable, inconceptualizable.

Plenitud. Y cada pensamiento rasga esa Plenitud autocontenida, autosuficiente, autoluminosa.

Esa Plenitud que Es tu Ser más profundo: sin nombre, sin rostro, sin límites perceptibles.

Vicente Merlo

No hay comentarios: