domingo, 27 de junio de 2010

La Unión


En la separación del alma en dos, flamas gemelas, polos opuestos, masculino y femenino, yin y yang, dualidad, una mitad va en espiral hacia la forma física, la otra permanece etérea, guiando, protegiendo y, con frecuencia, nutriéndose mutuamente mientras experimentan, separadas, no obstante conectadas a través de la luz de su creación.
El Equilibrio se pierde cuando las almas van en espiral hacia el reino físico atraídas por las energías electromagnéticas de las rejillas, sin embargo, aún están unidas por las cuerdas que unen todo a la única fuente.
Como el hombre ha buscado equilibrar su realidad para reunirse con su flama gemela, siempre hubo un vínculo codificado con el oro, la alquimia dorada de la transformación y la unión, el espiral de divina proporción, la proporción Pi, Fibonacci, el alma con su consciencia consciente yendo en espiral hacia la unión.


No hay comentarios: