viernes, 11 de junio de 2010

Los Druidas



Aunque su imagen física y algunas costumbres son un buen reflejo de como fueron, existen otro aspectos, un pòco más oscuros, en los que no se asemejan tanto. La costumbre de los druidas de transmitir sus conocimientos sólo de forma oral envuelve, aún más si cabe, a estos hombres de un aura de misterio. Ya la procedencia de la palabra Druida no está clara, se supone que deriva de la palabra celta para "rico en conocimientos" mientras que otros suponen que ha derivado de drus, la palabra celta para roble. Otra teoría finalmente lo relaciona con dru (cuidadoso, a fondo) y uid (saber). De cualquier modo. los druidas son los detentadores de la tradición y de la ciencia sagrada Celta, intermediarios entre los hombres y los dioses, y el término, alude a toda una clase religiosa, que, en realidad, contiene tres subdivisiones fundamentales, a cada una de las cuales corresponde una especialización. Los "Druids" que enseñaban el arte de la guerra y que disponían de poderes mágicos. Los "Bairds" o bardos que eran responsables de la tradición oral y los "Filidhs" o videntes que predecían el futuro. No se conocen a ciencia cierta sus rituales y creencias. Tenían numerosos dioses, los más importantes eran Teutates o Tutatis(Dios de la guerra), Esus(Dios de la Tierra) y Taranis(Dios de la tormenta). No levantaban templos ni santuarios (al menos que hayan perdurado hasta nuestros días) pero tenían una estrecha relación con el bosque donde celebraban todos sus ritos y con los árboles, especialmente con el Roble. Plinio lo describió así: "Los druidas, pues así llaman a sus magos, nada tienen más sagrado que el muérdago y el árbol que lo porta. A causa de este árbol, solo eligen bosques de robles y no cumplen ningún rito sin la presencia de una rama de este árbol"(además el muérdago lo cortaban con una hoz de oro). El poder de los dioses se encontraba místicamente en cada uno de los árboles del bosque, cada árbol era consagrado a un Dios o simbolizaba una virtud. Los celtas asociaron cada árbol con una época del año y usaron un calendario que se regía por las fases de la luna .
De cualquier modo los romanos no vieron con buenos ojos a los Druidas. Cicerón los describió como "Sabios y sanguinarios" pues realizaban sacrificios humanos y los guerreros celtas, aleccionados por los druidas, acostumbraban a cortar la cabeza de los enemigos caídos en el combate ya que creían que el espíritu de un hombre reside en su cabeza, por lo cual la posesión de esta suponía la adquisición de la fuerza del guerrero vencido. Este trofeo lo colgaban del caballo del vencedor. Esta fama de crueles rituales atemorizó a las legiones romanas durante la conquista de las Galias y es que las principales víctimas de estos sacrificios eran los prisioneros romanos. Solían usar el rito de "las tres muertes" Este ritual consistía en aplacar la ira de los tres dioses, Teutates, Esus y Taranis. Al primero se le aplacaba mediante la cremación de las vícitimas, al segundo, mediante la suspensión de las mismas de los árboles (ahorcamiento), y al tercero, a través del ahogamiento, introduciendo preferiblemente a las víctimas en un gran caldero. Por todo esto, durante la guerra de las Galias, todo Druida que caía en manos Romanas era ejecutado de inmediato haciendolos casi desaparecer de la Galia y empujándolos hacia Britania donde subsistieron durante algún tiempo más hasta la llegada del cristianismo que los consideró demonios y persiguió hasta su casi total desaparición.
En la actualidad existen Druidas que poco tiene que ver con los antiguos y que practican una creencia principalmente basada en un culto a la naturaleza.

1 comentario:

Nork dijo...

Existen si.

gracias por recordarl@s.

un muxu