viernes, 6 de agosto de 2010

Milagros

¿Quién dijo que estamos solos? Siempre, aunque no los vea, hay ángeles a su alrededor. Siempre. A veces podrá sentir el suave roce de sus alas abrazándole. A veces haberles oído cantar. Otras moverán los visillos o campanillas de su casa. Otras harán sonar su teléfono. Otras le besarán el corazón.
Cuando una campana suena es que un ángel anda cerca.
Los milagros existen, palabra de hada.
¿No cree que el ser humano en sí mismo es un milagro?
¿A que sí? El ser humano es una mezcla de sales minerales y agua, que cierra los ojos cada noche y los abre cada mañana. Un cuerpo que sabe reparar las heridas, curar las enfermedades, respira, hace latir un corazón y es cálido, sabe abrazar, y hablar, y llorar, y siente el viento en la piel, y puede saborear las cosas...
Milagros.
Prepárese para los milagros en su vida si este acompañante ha hecho acto de presencia.
Los milagros suceden cada segundo. Cuando se te ocurre una idea nueva, ¡eso es un milagro!. Cuando das de comer a tu cuerpo físico y lo digiere, ¡eso es un milagro! Cuando estás pensando en alguien y ese alguien te llama, ¡eso es un milagro! Cuando te haces una herida y se te cura, ¡eso es un milagro! Cuando amas a alguien y sientes ese sentimiento llamado amor, ¡eso es un milagro! Cuando eres capaz de perdonar una ofensa, ¡eso es un milagro! Cuando un sueño se hace realidad, ¡eso es un milagro! Cuando alguien te besa, ¡eso es un milagro! Cuando alguien halla el libro apropiado para su momento vital, ¡eso es un milagro! Cuando alguien te dice que te ama, ¡eso es un milagro!

No hay comentarios: