domingo, 5 de septiembre de 2010

¿ Qué quieres verdaderamente, amado mio?

Es el comienzo
Es la Unidad perfecta
Es el silencio
Es tomar conciencia de nuestra realeza
Es la rosa abierta que florece en la cruz
Es el Padre
(La respuesta de la letra, se encuentra a veces en la pregunta que nos brinda)



No hay comentarios: