sábado, 23 de octubre de 2010

La relación entre sexualidad femenina y maternidad es la clave.



“La civilización comenzará el día en que la preocupación por el bienestar de los recién nacidos prevalezca sobre cualquier otra consideración"

Wilhem Reich (como el gran "nigromante" y sabio que fue) lo vio con claridad : al nacer, aprendemos pronto que el amor maternal y paternal no es incondicional. Que debemos reprimir nuestras emociones, nuestros deseos y nuestras conductas para recibir amor y aprobación. Y a partir de ahí surge todo.

No hay comentarios: