sábado, 19 de febrero de 2011

Derecho a la imperfección


Hay día y hay noche. Hay invierno y hay verano. Cambian las mareas, Y, en fin, el universo estático no existe. Pero se nos exige ser estables y es reprobable la variación de nuestro estado de ánimo, de nuestra capacidad, de la manera de relacionarnos con los demás. el ser humano es un ser cambiante, quizás con un poco de orden cuando se le considera cíclico. Los ciclos son la forma ordenada de los cambios. Se critica a aquel que no permanece en la misma línea del pensamiento y se le reclama de no estar hoy en lo mismo que dijo hace tal o cual tiempo. La capacidad de cambio y de adaptación es lo que hace posible que se encuentren hombres en los polos u osos polares en los desiertos. El hombre es omnívoro. El oso panda que solo puede alimentarse de los cogollos tiernos de cierta especie de bambú que solo crece en regiones específicas de la china, está condenado a desaparecer por su casi nula posibilidad de adaptación. Tenemos derechos a no ser los mismos de ayer. Es una posible verdad que nuestro cuerpo no es el mismo de hace diez años. El nitrógeno es otro, el carbono es otro, las células son otras ¿porqué mantenemos nuestra individualidad?. Es un gran misterio. Nace aquí otro gran derecho de los seres humanos: el Derecho a ser Mutables.

(Si aceptamos nuestra imperfección, nos sacamos un gran peso de encima...esa gran responsabilidad de ser y parecer siempre perfectos...(Para que nos amen?...)Disfrutemos del camino hacia la perfección, jugando, volviendo a ser niños, recuparando la inocencia perdida. Confiando...
La imagen de la fotografía es uno de los hijos que tuvo Sole, hace 5 años atrás...Repartimos todos los cachorros y "la vaquita" esta perrita fué la última en ser elegida.
Nació con un defecto, tenía doblada la última vértebra de su colita, pareciendo una banderita en vez de un rabito. No había cosita más tierna de ver. Me enamoré inmediatamente de esa perrita  y la disfruté como loca...La vida trajo a dos adorables jovencitos recién casados, los amos más tiernos y cuidadosos que la vida podía traer...
Es curioso...a veces el que pierde, gana.
Esa perrita fué la que más tiempo pudo disfrutar de su mami Sole y ganar una preciosa y nueva familia, quién adoró desde el primer día "la banderita" de su nueva mascota. Todo ello gracias a  nacer con la marca de "la imperfección".
Os dejo con algo bonito en qué reflexionar. Y que paseís una bona tarde, mientras sigo pintando mi casita...)

P

No hay comentarios: