jueves, 31 de marzo de 2011

La llama que llama...el encuentro



No sé si será esta nueva cosa nueva para mi, el ¡libro de las caras! , o el re-encuentro con mi gente de la primaria, o de la secundaria, o las imágenes de Bariloche y ese viaje que terminó con mi etapa más loca y divertida,  que mi corazón inquieto me ha forzado sacar la maleta del gallinero, sacudirle el polvo y dejarla lista, como cuando esperas el turno para comprar el cupón de la once, que en tanta espera te vas imaginado miles de destinos hacia donde embarcar. Mi corazón anda zapateando ya hace unos días y no hay quién lo pare. Lo calmo con algún mate y olor a hoja seca, pero sigue esperando el día de poder descanzar entre plumas de ganzos (brazos de madre) y disfrutar del gozo infinito de la compañía de esos dos que me acompañan siempre, paso a paso, desde la distancia.....mis hermanos. Será el próximo cumpleaños...Mecachisssssssssss

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cuando sea estará genial y gozaremos lo disfrutaremos a pleno!!!!!!
Uno de esos dos q te acompañan desde la distancia siempre.
G.