jueves, 21 de abril de 2011

Vengo del Sol



Viajando hasta Dios

Cuando yo era más chiquito, creía que para ir a Dios iba con cuerpo y todo. Ahora ya sé que voy flotando con el alma. También puedo estar con Dios cuando estoy despierto. Cierro los ojos, dibujo una puertita mágica, y me voy para arriba, al cielo, a las estrellas, hasta Dios. Estoy con Dios y hablo con Dios, pero Dios no dice nada con palabras. Para hacer esto, hay que aprender de los ángeles, ser liviano como el aire. Después el alma vuelve al cuerpo, y de muchas cosas me olvido, pero me acuerdo que tengo que ayudar y amar.

Del libro “Vengo del Sol” Flavio Cabobianco

"VENGO DEL SOL" es un libro que surge a partir de un trabajo de ordenamiento que realiza la periodista austro-argentina Ama Hilde Brostrom sobre la base de notas tomadas por Alba Zuccoli y Omar Néstor Cabobianco –padres de Flavio-.

“Cuando revisamos los textos decidí mantener mi manera de hablar de cuando era más chico. También respeté las palabras que había inventado para expresar ideas que no se pueden decir en idioma alguno, como "traducidor", "almín" y "almán" -dice Flavio

El prólogo fue lo primero que escribí especialmente para este libro. Más tarde fui ampliando con comentarios los esquemas anteriores. Por eso hay varias versiones del Esquema del Universo, el primero, escrito a mano a los siete años, hice una explicación más amplia a los ocho y a los nueve agregué los comentarios para el Esquema desplegable del Universo.”

En la tapa del libro `Vengo del Sol`, editado en 1991, aparecía un dibujo, hecho por Flavio a los 5 años, de un sol sobre una casa. Al inicio del libro, Flavio cuenta que a ese dibujo, al momento de hacerlo, lo había explicado así: `Estoy empezando a desarrollar mi yo. El sol representa a Dios y a mi alma, la casa representa a la tierra y a mi yo`. A los ocho años, agregó: “Cuando escribí Vengo del Sol, era muy chico y conocía pocas palabras. Quiero aclarar que no se trata del sol físico, sino del sol espiritual. Antes de llegar a la Tierra estuve en esa fuente de luz para poder ingresar en el plano físico”..

`No sólo yo vengo del sol. Todos los niños que nacen ahora, y también todos los grandes que se están transformando, tienen abierta la conexión con la luz`.

“Nuevos niños están naciendo. Son humanos diferentes, aunque no lo parezcan. Yo soy sólo uno de ellos, uno de los primeros. La humanidad está cambiando. La conexión con lo espiritual está más abierta. Todos los niños pueden ahora mantenerse unidos a su esencia”.

“Los bebés lloran porque es muy difícil este planeta. Un bebé trata de expresarse vía telepática, pero no le funciona porque todo aquí es muy denso”.
 

Dedico esta edición, tan blanca edición, a mi gata, mi hermano y a las niñas que me acompañarán.

Escrito en mi diario
(Extractos 1996-1997)

El libro que terminé de gestar cuando tenía aún diez años cambió mi vida rotundamente.

¿Quién soy yo ahora?

Se supone que no se puede volver a ser el niño que fuiste, pero esa es una mentira cruel. Uno es lo que fue y lo que será.

El tiempo fluye al revés de lo que nuestra cultura cree que fluye. El pasado es una construcción que sostiene el presente. El tiempo nos atraviesa y hacemos un esfuerzo para sostenernos y permanecer en estas coordenadas, tan convencionales como los paralelos y meridianos marcados en el globo terráqueo.

Nuestra memoria sostiene y construye una imagen de nosotros mismos, pero el pasado nos encierra y proyecta un futuro que lo refracta... más de lo mismo. Por eso no se puede alterar nuestro futuro sin revisar nuestra versión del pasado.

Nos educan para creer que el pasado está hecho y que no hay nada en el futuro. Esta visión del tiempo lineal nos cuestiona volver a ser lo que ya fuimos (el niño, por ejemplo) y nos impide deslizamos en cualquier dirección por las hebras del tiempo.

Una vez miraba a una arañita tejiendo una tela sutil, casi transparente. Tenía que mirar a trasluz para ver el entramado de la red. Un pesado moscardón cayó en ella, no vio la tela, no la vio... Yo le tengo algo de fobia a las arañas. No es fácil ver las líneas, las hebras que teje el núcleo de nuestro ser. Soy el moscardón

distraído pero soy también la araña que despliega su red.

La realidad, la trama verdadera de la realidad, sólo es visible a veces, a veces es posible vislumbrar los caminos que uno mismo lanza hacia el oscuro y sensible futuro.

Tenemos la opción de inventarnos, si logramos fluir, ondular en la red... podemos no enredarnos en la trama viscosa del presente. Nos educan para olvidar que creamos, cocreamos lo que llamamos realidad. La vida es tan mágica... vivir es un acto creativo.

A veces estoy confundido. Estar confundido es fantástico porque es estar aprendiendo y estar vivo.

Hay gente que tiene todo muy claro, clarísimo. Vivir en una claridad total se parece demasiado a una oscuridad total, los opuestos se tocan.

Hay un montón de cosas que no puedo explicarme porque soy virgen en varios aspectos. El sexo es una forma de la energía física que nos conecta a través del cuerpo con la añoranza de la unidad.

Cuando me siento enamorado pienso en ella, en el tema de las almas gemelas y empiezo a entender un poco. Yo soy mi propio universo y mi universo tiene unas pocas conexiones reales con otros universos, y cuanto más real es una relación, más intemporal es, más fuera del artificio del tiempo lineal. Por eso puedo decir: te conozco, pero no te conozco. Por eso, el amor verdadero te modifica y modifica el mundo.

Un vínculo esencial mueve lo que eres, te cambia, te crea, te re-crea. Es una conexión entre universos.

La escritura es para que hable el alma; o si no, no vale la pena. No quiero escribir sin pasión, ser vocero de la sociedad o de intereses personales.

No hay una manera correcta de leer este libro ni de vivir esta vida

1 comentario:

Anónimo dijo...

GRACIAS Flavio, Que El Màs Clemente y Misericordioso te guarde en la PRESENCIA. abu..