miércoles, 8 de junio de 2011

Cocinando


Una cocina simple, luminosa, llena de vida.
Que invita al alma a disfrutar de momentos íntimos,
que procura que el corazón se sacie y el estómago se ponga feliz.

Una cocina que invita a nuestro rostro dejar asomar las arrugas,
aquéllas, que hablan y reflejan momentos de felicidad.

Una cocina para pensar, meditar, soñar...incluso
cuando estás COCINANDO.

Una cocina que te INVITA a DISFRUTAR.
(toma nota)

P

No hay comentarios: