martes, 9 de agosto de 2011

Reflexión


Le Preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles son los factores que destruyen al ser humano.
Él respondió así:
La Política sin principios, el Placer sin compromiso, la Riqueza sin trabajo, la Sabiduría sin carácter, los Negocios sin moral, la Ciencia sin humanidad y la Oración sin caridad. 
La vida me ha enseñado que la gente es amable, si yo soy amable; que las personas están tristes, si estoy triste; que todos me quieren, si yo los quiero; que todos son malos, si yo los odio; que hay caras sonrientes, si les sonrío; que hay caras amargas, si estoy amargado; que el mundo está feliz, si yo soy feliz; que la gente es enojona, si yo soy enojón; que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido.
La vida es como un espejo: Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí.
"El que quiera ser amado, que ame".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

wauuuuu ! lo he releido un par de veces porque me ha encantado, e
Esque es tan cierto, así cómo nos sentimos así vemos nuestro entorno.
Un abrazo fuerte,
Nicoletta

Papallona dijo...

Hola Nicoleta! Este escrito me lo regaló alguien que quiero un montón y respeto mucho...y no pude dejar de colgarlo en el blog. Lo puedes compartir con quién quieras por que es muy bonito.

Un abrazote.

Txiqui dijo...

olé..

Libres dijo...

Que verdad tan grande, y a veces se escurre entre los dedos.