martes, 15 de noviembre de 2011

Mi bosque sagrado


Doy gracias por todo lo que vivimos, por estos momentos tan especiales, para poder vernos y descubrirnos! Lo que molesta del otro...es tu reflejo!.

Necesito practicar la escucha y callar. Sin murmurar ni juzgar! Aceptar, abrazar, ser uno con el otro y conmigo.

La pasión es una gran motivación para hacer posible los sueños. Sin embargo...se necesita de la serenidad para ser equilibrada en cada ocasión.

Aprender a aceptar la crítica constructiva y ser osado tanto en las luces como en las sombras!

En realidad...AMARSE

Camino del descubrimiento y reencuentro, es mi bosque sagrado. Entrar en tí, sin temores, ya que te he construído durante tantos años transitados!
Aprender a caminar...confiando, compartiendo, sirviendo.

Mi bosque está recubierto de lianas y espinas...
Oh bosque amado! Permíteme entrar en el recorrido del alma. Ahora te abres ante mí, silenciosamente y algo inesperado ocurre!

Veo!...Veo!...Veo, flores blancas, orquídeas,  rosas, lirios! rosados, blancos, lilas, rojos, naranjas, entrelazados con el verde de las lianas y la luz resplandeciente, plateada, iluminando cada rincón.

De la tierra, se desprende el cobre, fundiéndose con la luz blanca, transformándose en el dorado!

Oh bosque amado! Hace tanto tiempo que no te transitaba!

Marta Stanziola

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que grande Marta!, y su linaje sigue floreciendo
Un beso grande a las dos.
Sol.

Papallona dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Papallona dijo...

Gracias amor!
Marta