sábado, 11 de febrero de 2012

La ecuanimidad en los momentos difíciles.


La paz de una mente tranquila no predica la ausencia de conflictos, sino que asume la actitud correcta al enfrentarlos, esa es una actitud de aceptación y adaptación mientras se estimula el progreso espiritual desde la perspectiva del amor y la fe.

No hay comentarios: