lunes, 27 de febrero de 2012

La que susurra


Relatos de un nagual a otro:

"El nagual Julián me contaba- decía Don Juan-, de los generales conquistadores de la Roma antigua. Cuando regresaban victoriosos, se organizaban en desfiles gigantescos para rendirles honores. Mostrando los tesoros que habían ganado, y los pueblos derrotados que habían convertido en esclavos, los conquistadores desfilaban llevados en sus carrozas de guerra. Acompañándolos, había siempre un esclavo, cuya faena era susurrarles al oído que toda la fama y toda la gloria es simple transitoria.
Si somos victoriosos de alguna manera - continuó -, no tenemos a nadie que nos vaya susurrando que nuestras victorias son fugaces.
Los chamanes, sin embargo, tienen una ventaja: como seres camino a la muerte, tienen a alguien susurrándoles en el oído que todo es efímero. El susurrador es la muerte, la consejera infalible, la única que nunca te va a mentir."


Carlos Castaneda

No hay comentarios: