martes, 20 de marzo de 2012

El aliento de la vida


El aliento divino, la respiracón, nos invita a abrir las ventanas de nuestro ser para acogerlo en las profundidades íntimas y dejarlo circular, sin intentar retenerlo.
La respiración nos enseña que hay que vaciarse para poder llenarse.


5-He, el Aliento de vida.

No hay comentarios: