jueves, 29 de marzo de 2012

La mujer salvaje


Es posible en suma que el cuento de Barba Azul haga aflorar a la consciencia la llave psíquica, es decir, la capacidad de formular cualquier tipo de pregunta acerca de la propia persona, la propia familia, las propias actividades y la vida circundante. Entonces, como una criatura salvaje que olfatea una cosa y la husmea de arriba a abajo y por todas partes para averiguar lo que es, la mujer es libre de buscar las verdaderas respuestas a sus más profundas y oscuras preguntas. Y es libre de arrancarle los poderes a la cosa que la ha atacado y de transformar estos poderes que antes se habían utilizado contra ella en su propio beneficio.
Eso es la mujer salvaje.


Mujeres que corren con los lobos
Clarissa Pinkola Estés

No hay comentarios: