jueves, 5 de abril de 2012

Dame la mano


Me escapé de la rutina para pilotear mi viaje, 
por que el cubo en el que vivía se convirtió en paisaje
yo era un objeto esperando a ser ceniza,
un día decidí hacerle caso a la brisa...
a irme reparando detrás de tu camisa.
No me convenció nadie,
me convenció
TU SONRISA.


¡Gracias Galis!

No hay comentarios: