jueves, 12 de abril de 2012

El juego de Lilah

Maha-Lilah - Clases de Yoga Barcelona

Hoy quiero recomendarles un juego, el juego de Lilah. De tradición hindú, tiene miles de años, y no se conoce su autoría. Originalmente se llamaba Gyam Chaupad ( el juego del conocimiento), y fue diseñado como descripción de los estados y situaciones que rodean al hombre en el proceso de crecer a  través de la vida. El Lilah es predecesor de lo que hoy conocemos como “Serpientes y escaleras”.
Detrás de la apariencia lúdica se encuentra una amplia significancia trascendental. Un juego que nos invita al auto-conocimiento desde un punto de vista ligero y entretenido. Como el Tarot para los egipcios, o el I Ching para los chinos, el juego de Lilah nos permite observar la sincronicidad del cosmos. Jung habla de sincronicidad para explicar los lazos que a veces se forman entre dos acontecimientos del mundo de los fenómenos, aparentemente no relacionados entre sí. Sincronicidad es la satisfacción de una necesidad por un agente externo, excluido del control consciente del ser individual. Sincronicidad es estar en el lugar correcto, a la hora exacta.
En relación al juego del Lilah, este nos ayuda a comprender lo que el jugador está experimentando en un determinado momento. El Karma como agente externo determina la caída del dado, y el nexo entre los acontecimientos (la sincronicidad) es el juego  mismo.
Lo que encuentro más interesante en el juego es la idea de que en el mismo no hay muerte, solo subidas y bajadas, cambios de estado en la propia conciencia, teniendo de todas maneras un objetivo y una meta:
“Como en todos los juegos, en éste también hay una finalidad, un gol, un objetivo que alcanzar. Por ser la esencia del jugador su habilidad para identificar, su única forma de ganar el juego es identificar su Fuente. Esto es, la Conciencia Cósmica, la esencia del puro Ser que trasciende el tiempo y el espacio, que no conoce límites, que es Infinita, Absoluta, Eterna, sin cambio, el Todo, sin atributos, más allá del nombre y la forma.

Hatha Yoga - Clases de Yoga Barcelona

El juego termina cuando el jugador llega a ser él mismo, la esencia del juego. Esto es Lilah.” (Johari, 1980)


Holograma de la Sincronicidad




No hay comentarios: