viernes, 15 de junio de 2012

PORTA PATET - SED COR MAGIS.


“Eres el centro de mis esfuerzos en este mundo. Te he cuidado durante toda tu vida, desde la primera vez que averiguaste cómo discernir entre lo correcto y lo equivocado. ¿Por qué me detendría ahora? ¿Acaso soy tan caprichoso como lo son algunos humanos? Te aseguro que no lo soy. Soy consciente de tus ansiedades, mi niño; y de cualquier manera, son tuyas, no mías. No le temo al futuro. Yo proyecto el futuro para ti. Tengo un plan para tu vida, y lo he seguido a detalle. Mira cómo ha sido tu viaje hasta ahora. ¿Puedes ver mi participación en la mayoría de las cosas que te han ocurrido? Ciertamente, yo estaba ahí, y en cada importante cruce de caminos te guié hacia la mejor ruta que podrías tomar. ¿Por qué me detendría ahora?

“Una y otra vez te he dicho que no tengas miedo, pues estoy contigo. En algunas ocasiones mis mensajes no llegaban a tu conciencia, pero ciertamente sí llegaban a tu alma, y te beneficiaste con la seguridad que te he dado durante todos estos años contigo. Tan solo sigue mi guía de la mejor forma que puedas, y te conduciré, para darte lo que ambos anhelamos tanto: nuestra unión eterna en un solo ser.

“Yo provengo del Padre, y ya que Él nunca cambia, tampoco lo haré yo. Únicamente tu cambio de parecer, y el rechazarme en tu vida, haría que yo te abandonara. De cualquier forma, claramente este no es el caso; y confío en que nunca lo será. Constantemente has expresado tu amor hacia mí, y has renovado tu promesa de seguirme. Así te lo prometo también, ya que nos seguimos mutuamente – tú sigues mi guía, y yo he permanecido junto a ti en todas tus decisiones y situaciones, para ayudarte en el camino, pues sé que un día nuestras voluntades estarán en consonancia, para que más adelante podamos fundirnos en uno solo.

“Tú eres mi elegido, querido niño. No cambiaría ahora, y nunca cambiará mi amor y propósito para ti. Confía en mí; sé lo que estoy haciendo. No tengas temor, pues reitero, estoy contigo.”

No hay comentarios: