sábado, 7 de julio de 2012

Finanzas del Espíritu


El mensaje de hoy es acerca de la inversión y el reconocimiento del más alto valor que existe: la inversión de tiempo valioso para el crecimiento del ser. Hay muchos expertos en vuestro mundo que prácticamente saben todo acerca de cómo hacer dinero: cómo y cuándo comprar acciones y valores, cuándo venderlos, ‘cuándo conservarlos y cuándo archivarlos’. Se ha convertido en una ciencia muy conocida y estudiada, y se ofrece una gran cantidad de recursos para aprender cómo generar riqueza, aunque muy pocos de estos expertos financieros, como si fuesen aficionados, invierten apenas algún tiempo en su crecimiento personal: conocer el ser, cultivar al alma, o invertir en asuntos de valor eterno que se acumulen y crezcan exponencialmente aquí y en lo sucesivo.

“‘¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si pierde su propia alma?’ Esta declaración hecha por el Maestro hace más de 2,000 años, dice mucho acerca del estado de la humanidad en el mundo actual; muchos problemas de vuestro mundo surgen por la falta de planeación estratégica en torno al patrimonio futuro del alma.

“¿Cuántos minutos invierten realmente en vuestro atareado día, para trabajar en la superación personal (auto-maestría), para comunicarse con el espíritu, para orar, para sanar o para animar a vuestros compañeros? Para una persona promedio en Urantia, esto suma tanto como los intereses de una cuenta de ahorros: ¡muy poco! Ustedes, estudiantes en el camino, quienes están aprendiendo a ‘salvar sus tesoros en el cielo’, incrementan su riqueza cuando invierten más tiempo en el crecimiento del alma, y esto, mis amigos, es ganar el interés más alto que existe.

“Las finanzas del espíritu son muy diferentes a las finanzas monetarias: una es eterna, otra es finita y de corta duración. Si tuviera que mostrarles una presentación con el camino de ascensión de dos almas, una que pasa la mayor parte de su tiempo terrestre inmersa en la ilusión de acumular riqueza material, y otra dedicada al crecimiento del alma, ambas reconocerían fácilmente que el valor de invertir en el alma es mayor.

“Ambas se darían cuenta, si tuvieran la oportunidad de ver hacia el futuro, de la dificultad de la vida después de la muerte; la escasa inversión en valores eternos puede producir un alma débil que tal vez no comprenda la importancia, significados y valores de continuar con su ascención y de lograr el mayor premio de todos: la vida eterna como co-creadores de los universos.

“¿Cuál es la diferencia entre estas dos almas? La fe, la esperanza en las cosas que no se ven. Una demanda pruebas y no está dispuesta a explorar la mitad más grande de su verdadera naturaleza, el alma, y la otra acepta por fe la propiedad temporal del mundo material, y la propiedad eterna a través de la creciente conciencia del alma en desarrollo. ¿Cómo pueden ustedes incrementar la conciencia de vuestras almas? Alimentándolas con amor, misericordia, compasión, comprensión, bondad, honradez, lealtad, falta de egoísmo, y todas las virtudes que conducen al crecimiento y al progreso.

“Dediquen más tiempo a invertir hoy en el ser, mis amigos, y disfrutarán días futuros de gran felicidad aquí y en lo sucesivo.

“Paz a ustedes,
El Círculo de Siete.”

No hay comentarios: