viernes, 10 de agosto de 2012

Creadores de la propia vida


“La educación para el trabajo es una función del estado, pero el forjar las motivaciones para la vida es responsabilidad del hogar, de los padres y las madres de la futura generación. Al final, es la contribución de cada ser humano lo que determinará el futuro.

Aquellos padres iluminados por el espíritu sabrán orientar a sus pequeños para que al crecer busquen ser útiles.

Unos padres que busquen la sabiduría en la presencia de Dios dentro de ellos, le enseñarán a sus hijos las virtudes del servicio amoroso a sus semejantes que transformará a estos pequeños en hombres y mujeres valiosos para la humanidad y con el deseo de hacer del mundo algo mejor para los que vendrán después. Solo así se logrará la edad de Luz y vida en este mundo, cuando todos y cada uno de ustedes acepte y abrace la responsabilidad que le corresponde en la creación de vuestra propia realidad.”

No hay comentarios: