lunes, 15 de abril de 2013

Aullar a la vida


Aullamos a la vida,
cuando nacemos,
cuando no queremos morir,
aún cuando lo viejo se ha hecho un fiel amigo.
Aullamos cuando la vida nos pide a gritos un cambio.
Aullamos con voz ronca de tanto aullido
silencioso que ha salido por los poros de la piel.
Aullo para atraer tu mirada desde el este
con la primera luz del alba,
para que renazca de nuevo la fuerza
que ha dormido y descansado,
sosegada, limpia y clara, 
de un caminante cansado
pero no rendido.

P

No hay comentarios: