jueves, 25 de abril de 2013

Las cosas por su nombre

"No hay dolor más grande que llevar una historia no contada dentro tuyo." 

 Maya Angelou



Yaya querida : Dejame que hoy cuente tu historia. La historia de una GRAN MUJER.
De joven te enamoraste de un hombre que no te correspondió. Que se casó con otra persona, seguramente otra gran mujer... Pasaron los años en la espera de que llegara rendido a tus pies, pero no lo hizo. Fuiste independiente y emprendedora. Tuviste tu propio negocio. Hasta que apareció Tata, tu marido, quién te brindó una vida plena, de comodidades, caprichos, atenciones, lujos, seguridad, protección. Un hombre que vivió para vos. Eras su reina y señora.
Te dió dos hijos hermosos, casas, vacaciones, un buen apellido.
Fuiste la señora de la casa, la dueña de la hacienda. La gran madre, la gran abuela. Fuiste la mejor hermana y la mejor vecina.
Esa poderosa pasión que tenías guardada para entregarla a ese enamorado, la transformaste en auténtica creación! Hiciste de ella una alquimia perfecta.
Quiero contar esta historia, nunca antes contada, para que sepas antes de irte, que vales un Imperio inmensa Mujer! que eres una de mis personas favoritas que llevo como estandarte en mi vida.
Quiero agradecerte que "esa herida" no sanada, haya llegado hasta mi corazón, como un gran legado. Como una misión. Esa inmensa tristeza que descubrí en México, que me apretaba el pecho y no me dejaba respirar, esa tristeza corazón mío, se ha liberado, entre la sal de mis lágrimas y el resto de piel que he dejado. No fue fácil querida mía, más no me arrepiento de darle el espacio al dolor. Con él te despido, con él he nacido y con él te libero,  dándole luz a ese momento que entre noches oscuras y sollozos, se fue perdiendo en tu memoria. Una memoria que se fue borrando hasta llevarte de nuevo a la niñez. Fuiste para mi la Juana de Arco que tanto admiro. Fuiste mi Madre y Abuela, me enseñaste gran parte de mis hábitos. 
Soltate, ya puedo sola!!!  Andá tranquila. Ponete bonita...Limpiate la cara como vos me enseñaste, ponete tu rico perfume y andá!  andá a encontrarte con tus amores. Los dos te esperan para amarte, para cobijarte, para acompañarte hasta la puerta de la casa del Gran Padre

...Señora...
Buen Viaje!
Te llevo en mi corazón
Por siempre.


No hay comentarios: