sábado, 29 de marzo de 2014

GRAN ESPÍRITU


"Los ancianos solían decir que el Gran Espíritu es muy ahorrativo porque al Gran Espíritu no le gusta tirar nada. En cambio, el Gran Espíritu prefiere arreglar las cosas.
A la edad que tengo ahora sé que esto es cierto. He tenido el Corazón roto, sueños rotos, la confianza rota, el espíritu quebrantado y un cuerpo roto. Pero cada vez, el Gran Espíritu me ha arreglado.

Con paciencia y persistencia, con mano cuidadosa y un buen ojo, Gran Espíritu me ha puesto de nuevo juntando, tejiendo las piezas con el vínculo del amor, restauradas por la gracia, para que yo pudiera volver a ser útil y ayudar a mi manera a la curación de los demás".

Steven Charleston, Choctaw Tribu. 

Fuente: Mujer Nagual

No hay comentarios: