domingo, 16 de noviembre de 2014

Para vos



En realidad, ustedes son los arquitectos de vuestro destino. Son vuestras decisiones las que les han llevado a esta realidad en la que ahora viven y en el futuro, vuestras decisiones los moverán a otras realidades, que serán simplemente vuestras creaciones colectivas.
“Muchos se niegan a aceptar que están hoy donde han decidido estar. Tal vez te encuentras en un momento de tu vida que preferirías no estar viviendo. Al enfrentarte a la realidad de que este momento ha sido tu propia creación puede causar que surjan sentimientos de incredulidad o rechazo. Tal vez te encuentres hoy en un trabajo que no disfrutas. Tal vez estés en una relación que ya no te satisface. Tal vez estés atravesando por un divorcio o una separación.
“Descartando los accidentes, todo lo que hoy experimentas ha sido una elección tuya. Tal vez los resultados a los que hoy te enfrentas no eran lo que tenías en mente cuando tomaste las decisiones que te trajeron hasta aquí. Tal vez no invertiste el tiempo necesario para reflexionar y decidiste a la ligera. Si examinas lo que estás viviendo hoy bajo la luz de tus elecciones pasadas, sabrás que has sido siempre tú quien ha decidido tu destino y has creado tu realidad.
“Aunque es difícil aceptar que sufres por tu propia mano, esta comprensión es necesaria para que tomes la responsabilidad y el control de tu destino. Las decisiones de hoy deberás estudiarlas con mas cuidado y dejar que tu Luz interior ilumine el sendero a tomar. Solo así, tu realidad cambiará a algo mas en concordancia con tus sueños y tus verdaderos anhelos, aquellos que vienen de tu alma.
“No esperes que los cambios sean milagrosos. Las cosas que experimentas hoy no ocurrieron mágicamente y de inmediato. Así mismo, las realidades futuras que hoy estás creando, no ocurrirán ahora mismo, tomarán algún tiempo, pero puedes estar seguro de que a medida que aprendas a confiar en la Presencia Divina y a seguir su consejo, comenzarás a crear una vida mas plena y mas conducente a tu crecimiento espiritual.

Imagen: Soledad Voulgaris

No hay comentarios: