martes, 24 de febrero de 2015

CONFLICTO




“La causa principal de los conflictos humanos es la falta de capacidad para perdonar. Siempre habrá situaciones que ofendan a otros. Siempre existirá diferencia de opinión entre lo que es aceptable por unos y ofensivo para otros. Sin embargo, muchas veces ustedes eligen convertir un malentendido en una tragedia, permitiendo que vuestra ira y vuestro orgullo sea lo que determine la manera de resolver el problema. Ningún problema es resuelto jamás por el precio de una vida humana. Mas bien esto es elegir el peor de los caminos al destruir lo que es mas hermoso y valioso a los ojos del Padre: la vida humana.

“No todos los conflictos terminan en guerra, pero la mayoría de las guerras nacen de conflictos que son realmente triviales e irrelevantes. Las razones son comunmente las mismas: un grupo desea un recurso y no desea compartirlo con otro grupo; un grupo piensa de una manera y quiere forzar al otro grupo a pensar de la misma manera. De allí surgen muchas variaciones en la que los oprimidos luchan por liberarse de los opresores y los opresores luchan por mantener su posición de ventaja. Tanto los oprimidos como los opresores creen tener razones válidas y lógicas que justifican el conflicto. Entonces, lo que comienza como un simple malentendido debido a las diferencias naturales entre los seres humanos, se convierte en algo que causa mucho sufrimiento y destruye muchas vidas.

 “Que esto quede claro de una vez por todas: no hay ningún conflicto hoy en este mundo que tenga una justificación válida. Ninguno de los problemas que existen justifican la guerra y el sacrificio de ningún ser humano. Que esta sea la regla con la que midan todas vuestros esfuerzos en diplomacia internacional, política y la toma de decisiones. El uso de la fuerza debe ser siempre el último recurso después de que todas las demás alternativas hayan fracasado. Ningún sistema de gobierno en este mundo es tan avanzado que no pueda mejorarse por una saludable dosis de auto-examinación y crítica. Ninguna nación es superior a otra, excepto por las ventajas artificiales que han creado ustedes mismos mediante la explotación y distribución desigual de vuestros recursos.

Ningún modo de vida es mas elevado que otro, si debe ser defendido a través de la intolerancia y la promoción de metiras y desconfianza para aquellos considerados como diferentes. Cuando vuestros gobiernos comiencen a promover una manera de vivir que conduzca al progreso espiritual y a la elevación moral de las personas – la consideración de los hombres y las mujeres tal y como los considera el Padre – este sistema será en verdad superior a todo lo que se ha visto anteriormente en este mundo, pero este sistema aun no se ha implementado en ninguna parte sobre este planeta. 

“¿Acaso existe una mejor manera de resolver los conflictos? Primero, considera a tu hermano como tu semejante, como un miembro de tu familia univers
al, con los mismos derechos y el mismo destino divino que tú. Cuando los seres humanos de este planeta realmente comprendan que son iguales y descubran que cada uno posee una Chispa Divina dentro de su ser, el valor de la vida humana retomará su posición de importancia y la toma de decisiones – individuales y colectivas – será iluminada por esta verdad”.

 © Grupo de Progreso 11:11. 
 Has encendido una luz que se convertirá en un fuego deslumbrante 
— ABC-22. http://1111angels.com • Tienda 11:11

1 comentario:

Anónimo dijo...

Exacto!
Mariana